Formación humana y espiritual

 

EDUCAMOS LA INTELIGENCIA, LA VOLUNTAD, EL CORAZÓN, LA INTIMIDAD, LA GENEROSIDAD Y DESDE LA LIBERTAD

EDUCAMOS LA INTELIGENCIA

El colegio Mater Salvatoris forma intelectualmente a sus alumnos con verdadero tesón. Para ello:
  • Estimula el deseo de conocer el universo creado por Dios.
  • Enciende el amor a la verdad, que excluye la superficialidad en el aprender y en el juzgar.
  • Reaviva el sentido crítico, que rechaza la aceptación ingenua de cualquier afirmación.
  • Conduce al orden, al método y a la precisión, expresiones de una mente bien formada y que trabaja con sentido de responsabilidad.

EDUCAMOS LA VOLUNTAD

La voluntad es una pieza clave en el edificio de la personalidad. Nuestros alumnos viven en una sociedad postmoderna en donde, frecuentemente se valora el sentimiento por encima de la razón. 
Por este motivo, forjar la voluntad es hoy más necesario que nunca. la motivación, el orden, la constancia y una mezcla de alegría e ilusión son las mejores herramientas para educar la voluntad. En el colegio Mater Salvatoris deseamos formar:
  • Jóvenes verdaderamente libres, capaces de dar rumbo a sus vidas independientemente del ambiente y las circunstancias.
  • Jóvenes con grandes ideales, que sepan luchar con todas sus fuerzas para conseguir un bien concreto.
  • Jóvenes que no sucumban ante las dificultades y tengan constancia y firmeza en los propósitos.

EDUCAMOS EL CORAZÓN

Una afectividad equilibrada y la formación de la identidad propia son esenciales para encontrar la felicidad.

Educar los sentimientos y las emociones es un aspecto esencial en la formación humana. Si la inteligencia es la luz del espíritu, el corazón es su fuerza. Formamos alumnos con corazones capaces de entusiasmarse con la verdad, la belleza, los buenos sentimientos y la afectividad. En resumen, corazones capaces de experimentar, sentir, buscar y vivir el amor.

EDUCAMOS LA INTIMIDAD

Educar la intimidad es fundamental para que nuestros alumnos puedan mantener la paz y el desarrollo armónico de la personalidad.

En un mundo dominado por las prisas y la superficialidad, es necesario procurar espacios de reflexión y silencio, como medio privilegiado para favorecer el encuentro con Dios. Dentro del itinerario formativo, en el Colegio se incluye la catequesis adecuada para recibir dos sacramentos:

  • Primera Comunión
  • Confirmación

Además educamos en el amor a la Virgen María. A su protección está encomendado el Colegio y, bajo su advocación Mater Salvatoris, construye el modelo que se ofrece a los alumnos: fe profunda, confianza absoluta en Dios, entrega de sí mismos.

EDUCAMOS LA GENEROSIDAD Y DESDE LA LIBERTAD

Facilitamos que nuestros alumnos tengan una experiencia directa de entrega a los necesitados y realicen algún tipo de voluntariado.

Siguiendo la enseñanza de san Ignacio de Loyola “El amor debe ponerse más en las obras que en la palabras”, una de las dimensiones de la fe cristiana que el Colegio procura desarrollar en todos los alumnos es la sensibilidad hacia los más necesitados, a través de campañas solidarias como el Domund, la Infancia Misionera, la Campaña de Navidad o el Gran Recapte d’Aliments.

Un objetivo fundamental en la formación espiritual, que ofrece el Colegio, es que la práctica religiosa no se sienta como una imposición externa, sino como una respuesta libre y afectuosa a Dios, que nos ha amado primero.