Comunicación

 

“El que sabe pensar, pero no sabe expresar lo que piensa, está en el mismo nivel del que no sabe pensar” (Pericles).

Pensar y expresar las propias ideas con claridad, efectividad y soltura, tanto en conversaciones familiares como ante grupos más numerosos, es una de las habilidades más preciadas para un ser humano.

No cabe duda de que la capacidad de liderazgo está muy unida al dominio del arte de la elocuencia: persuadir, enseñar, conmover, agradar… son habilidades esenciales en todas las esferas de la vida.

Como cualquier otra facultad del hombre, el dominio de la expresión oral requiere cultivo y educación.

Trabajar la comunicación ayuda a vencer inseguridades y a reforzar la autoestima; potencia las relaciones interpersonales y permite desarrollar la inteligencia emocional.

Por este motivo, el colegio Mater Salvatoris forma a sus alumnos en el arte de la Oratoria a través de talleres, exposiciones o debates, para que aprendan a superar el miedo a habar en público y descubran que no es algo imposible o inalcanzable.