Dentro del itinerario formativo del Colegio se ofrece a los alumnos, antiguos alumnos y padres y madres de familia la oportunidad de recibir una formación humana y espiritual más profunda mediante la participación en alguno de estos medios formativos:

  • Escuela de Padres +

    La Escuela de Padres surge con el objetivo de ser un apoyo más que el Colegio ofrece a las familias en la educación de sus hijos. Busca dotar a los padres de recursos y herramientas necesarias conforme a las exigencias de la sociedad actual.Es un lugar de encuentro donde las familias tienen la oportunidad de tratar con profesionales, distintos temas según el momento evolutivo en el que se encuentran sus hijos.

    A través de estos encuentros y del intercambio de experiencias entre las familias, se busca ayudar a los padres a identificar sus habilidades y a utilizarlas de forma eficaz a la hora de educar en casa, a exponer las dudas que surgen en el día a día, y a encontrar soluciones eficaces que ayuden a los padres a solucionar los grandes y pequeños retos en la educación de sus hijos.

  • Grupo de Oración +

    La fe cuando es vivida en comunidad y se expresa en la oración ayuda a crecer en el camino de una continua conversión personal y eclesial. Además genera una verdadera relación fraterna entre los participantes.

    Por eso desde el Colegio se ofrece la oportunidad de pertenecer a uno de estos grupos que se reúne quincenalmente para comentar la Palabra de Dios o algún documento del Magisterio de la Iglesia y para hacer un rato de oración comunitaria.

  • Montañeros Mater Salvatoris +

    Montañeros Mater Salvatoris es una escuela de vida. La realidad fuerte y dura de la montaña, con el esfuerzo que supone mantener el ritmo de ascensión y ayudar a los compañeros de camino a alcanzar una meta común, es un medio privilegiado para formar el carácter de niños y jóvenes en los verdaderos valores y virtudes cristianas.El grupo de Montañeros tiene como lema “Más, más y más”, expresión de su patrono, san Francisco Javier. Refleja el espíritu continuo de esfuerzo y superación que debe caracterizar a todo montañero.

    La montaña da la amistad; una amistad pura, íntima, sacrificada, sincera, alegre. Una caminata no es una excursión, es recorrer un camino, no siempre fácil, para alcanzar la cima de una montaña. Es aprender que la vida es como este camino; a veces duro, otras agradable, y que llevamos a la Virgen como compañera en este querer alcanzar la cumbre, que es la santidad.

    Los Montañeros Mater Salvatoris se organizan por patrullas, dirigidas por jóvenes universitarios, antiguos alumnos del Colegio. Estos tienen como misión ayudar a los niños a descubrir el espíritu de grupo y fortalecer los vínculos de amistad y compañerismo.

    Las actividades principales del grupo son las excursiones mensuales a la montaña. Además, a lo largo del curso, se organiza  alguna acampada de dos o tres días. Por último, en los meses de junio y julio, tiene lugar una de las actividades más esperadas, el campamento de verano.

    El signo de pertenencia al grupo de Montañeros Mater Salvatoris es la pañoleta. Las virtudes propias del espíritu montañero vienen señaladas por galones e insignias, que reconocen el esfuerzo realizado para vivir en todo momento las actitudes de un auténtico Montañero de la Virgen.

  • Congregación Mariana +

    Para crecer en la vida espiritual y compartir la alegría de la fe, el Colegio ofrece a los alumnos, antiguos alumnos y profesores, la oportunidad de unirse a las reuniones y actividades de la Congregación Mariana Mater Salvatoris.

    Tiene como fin ayudar a los jóvenes a vivir en plenitud la vida cristiana según el espíritu de san Ignacio de Loyola.

    El lema de la Congregación Mariana es “A Jesús por María”. Los congregantes viven de manera especial la devoción a la Virgen procurando imitar sus virtudes y su espíritu de servicio.

    La Congregación Mariana Mater Salvatoris se divide en secciones según la edad de sus miembros y en cada sección se organizan distintas actividades:

    • Reuniones y jornadas de formación.
    • Ejercicios y retiros espirituales.
    • Convivencias y peregrinaciones.
    • Participación en Jornadas Mundiales de la Juventud.
    • Y otros acontecimientos de la vida de la Iglesia.
  • Peregrinaciones y Misiones +

    Peregrinar es salir del campo reducido del ser personal, hacer  un camino de reflexión y llegar a una meta que aporta sentido trascendente a la vida. A lo largo del curso, el Colegio organiza dos peregrinaciones:

    • Javierada. Es la peregrinación que se realiza el  primer fin de semana de marzo al castillo donde nació san Francisco Javier, en Navarra.  Es una de las actividades más esperadas por los alumnos donde se unen a otros jóvenes de los colegios Mater Salvatoris de Madrid y Barcelona.
    • Loyola. En el mes de octubre, los alumnos de 4.º de ESO y 1.º de Bachillerato peregrinan a Loyola, lugar de nacimiento de san Ignacio, patrono del Colegio. Acompañados por religiosas y profesores, la peregrinación marca el comienzo de la preparación de los alumnos de 4.º de ESO para recibir el sacramento de la Confirmación y para todos es un nuevo impulso para comenzar el curso con deseos de crecer.

     

    De manera extraordinaria se organizan otras peregrinaciones como:

    • Camino de Santiago. En Años Jubilares, y también en otras ocasiones, el Colegio organiza la peregrinación al sepulcro del apóstol Santiago.
    • Lourdes. Aprovechando el viaje anual que organiza la Hospitalidad de Lourdes del Obispado de Lleida, el Colegio se une a esta peregrinación para acercarse a este Santuario Mariano.

     

    Además, el Colegio posibilita una ayuda misionera:

    • Misión en África. en verano, a los antiguos alumnos se les ofrece la oportunidad de tener una experiencia misionera en África y colaborar con el colegio Mater Salvatoris de Kalalé (Benín).
  • Convivencias +
    En Educación Primaria y Secundaria, los alumnos tienen la oportunidad de pasar dos días de convivencia. Durante las convivencias se crea un clima sano de compañerismo, en el que se cuidan de manera especial los momentos de formación humana y el trato con los demás.
  • Ejercicios Espirituales +
    Son unos días que permiten tener un encuentro personal con Jesucristo a través de la oración, según la espiritualidad de san Ignacio de Loyola.