Enseñanza, aprendizaje, evaluación y presentación de informes son aspectos relacionados entre sí y que componen el núcleo de cualquier sistema de enseñanza.

En el colegio Mater Salvatoris ayudamos a todos nuestros alumnos a conseguir el éxito en los estudios, formando en ellos determinadas actitudes y hábitos.

 

CONSEGUIR UN BUEN HÁBITO DE ESTUDIO

La etapa de Primaria es un momento fundamental para inculcar en los niños hábitos de trabajo. Existen algunas pautas que pueden ayudar en esta tarea:

  • Facilitar un lugar para el trabajo tranquilo.
  • Establecer un horario para iniciar el trabajo, que debe ser fijo y no demasiado tarde.
  • Comprobar que está preparado todo el material que se necesita para trabajar, para así evitar interrupciones innecesarias después de haberse sentado a estudiar.

 

PLANIFICACIÓN Y ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO

Al principio, es necesario que padres y profesores ayudemos a los niños a organizar el trabajo. Desde pequeños deben acostumbrarse a utilizar la agenda y tenerla presente mientras hacen sus deberes. Una vez terminado el tiempo de estudio es bueno comprobar que están realizadas todas las tareas.

Algunas pautas que pueden ayudar en la organización del trabajo:

  • Empezar primero por el estudio y después resolver los problemas o ejercicios.
  • Comenzar por asignaturas de dificultad media, después afrontar las más arduas o difíciles y, por último, estudiar aquellas que resultan más fáciles.
  • Acostumbrarse a estudiar diariamente lo que se ha explicado en clase mediante la elaboración de un esquema propio que debe ser muy conciso, claro y atractivo a nivel visual.
  • Controlar los tiempos que se dedican a cada ejercicio durante el trabajo con el fin de hacerlo más eficaz.
  • Repasar es muy importante. El repaso ayuda a afianzar lo estudiado e interiorizar los aprendizajes.
  • Revisar que se ha realizado todo el trabajo y preparar la mochila para el día siguiente.

Los niños deben hacerse responsables de sus obligaciones, ellos son los encargados de llevar a cabo sus deberes y estudio. Al principio necesitarán ayuda, pero luego es necesario que sean autónomos e independientes: “No debemos hacer por ellos lo que ya son capaces de hacer por sí mismos”.

El colegio Mater Salvatoris cuenta con un Departamento de Psicopedagogía, que tiene como objetivo ayudar a sus alumnos a superar cualquier dificultad de aprendizaje. Desde Educación Infantil, coordina las sesiones de apoyo de los alumnos que lo requieran.

Además orienta a los padres en la educación de sus hijos, pues ellos son sus primeros y principales educadores.

El Colegio concede especial importancia al papel que desempeña el tutor en el crecimiento académico y personal de nuestros alumnos. El clima que conseguimos establecer entre ellos es cercano y de confianza. Trabajamos, de manera especial, para que los alumnos siempre se sientan acompañados a lo largo de su trayectoria escolar.

El objetivo del tutor en el Colegio es favorecer la educación integral del alumno como persona, sacando lo mejor de sí mismo, a través de una educación personalizada y teniendo en cuenta sus necesidades.

A través del tutor se favorece la comunicación entre padres y Colegio. Desde el Colegio se les aconseja sobre la etapa correspondiente en la que se encuentran sus hijos; se les informa del proceso educativo individual de cada niño y se recoge la información que la familia pueda proporcionar con vistas a un mejor conocimiento de cada alumno y su contexto familiar.

A lo largo de la vida escolar pueden surgir diferentes dificultades tanto en el aprendizaje (lectoescritura, compresión lectora, resolución de problemas…) como en la personalidad (habilidades sociales, autoestima, seguridad, empatía…). Todas estas posibles dificultades se trabajan de acuerdo a la edad del alumno y al grado de dificultad de que se trate.

Una vez detectadas, el Colegio pone a disposición de los alumnos que lo necesiten clases individualizadas dirigidas por una especialista que se coordina con sus profesores y tutores. Alcanzados los objetivos marcados, el Departamento realiza un seguimiento continuado de cada alumno.

Y, AL TERMINAR EL COLEGIO, ¿QUÉ?

Entrar en el colegio Mater Salvatoris supone iniciar un camino en el que los alumnos siempre estarán acompañados hasta superar las Pruebas de Acceso y llegar a la Universidad. La vocación propia de Mater Salvatoris es hacer que todos los alumnos que pasan por sus aulas salgan adelante, proporcionándoles las ayudas necesarias para superar las dificultades.

El Mater facilita el futuro académico y profesional gracias a:

  • Una enseñanza de calidad.
  • Un método de trabajo en el que se cultiva el esfuerzo, la voluntad, el afán de superación, la constancia y la dedicación.
  • Una continua atención al desarrollo personal de cada alumno y a su evolución madurativa.

Así, al terminar el Bachillerato, los alumnos están capacitados para optar a los estudios de grado superior que deseen en las diferentes ramas del saber.

La formación recibida en el Mater permite a nuestros alumnos acceder a las carreras y universidades que ellos solicitan, tanto públicas como privadas de diferentes partes del mundo.

Los buenos resultados y niveles de excelencia obtenidos les han facilitado el acceso a puestos de trabajo de relevancia en importantes organizaciones internacionales o empresas de ámbito mundial.